Insatisfechos sexuales
La pasión de los primeros tiempos para ella había desaparecido como por arte de magia, para tí sin embargo te mantenía igual o inclusive más excitado que en los comienzos. La mala o nula intimidad de la pareja le había borrado el encanto a la relación, desvaneciendo el amor que sentías por ella y sacando a relucir sus defectos e inseguridades. Su falta de deseo y el poco interés por recuperarlo, sus constantes complejos con aspectos de su cuerpo, la falta de incentivo a la hora de complacer tus deseos o la poca demostración de goce durante las pocas relaciones sexuales que mantenían fueron algunos de los motivos que volvieron el sexo con tu pareja una verdadera tortura. Sin embargo cierta responsabilidad amorosa te hacía aguantar y continuar, pero cada noche que pasabas junto a la que prometía ser el amor de tu vida sólo lograba dejarte más insatisfecho. Te invitamos a contarnos como fueron aquellos momentos, en que tu cabeza se debatía entre salir a buscar ayuda para devolverle a la pareja la pasión, camuflar amantes en tu vida cotidiana o terminar la relación de una vez... y para siempre.
  Haga click AQUÍ para dejar/leer comentarios