Riesgos de tener relaciones sexuales en el agua

03/04/15
Fuente: vanguardia.com

Al buen tiempo buena cara, y menudo también buen sexo. Son muchas las parejas que aprovechan el relax de las vacaciones para disfrutar juntos en todos los sentidos. También para experimentar. Y en estos experimentos suele entrar el juego el agua, un medio que se ha considerado erótico desde el albur de los tiempos.

Son muchos quienes se atreven a llevar a cabo esta fantasía recurrente. Sin embargo, hay que tener en cuenta que esta práctica conlleva algunos riesgos que a menudo señalan los expertos:

1.- Infecciones bacterianas:
En el agua del mar, los ríos o los pantanos hay numerosas bacterias que con un simple baño pueden resultar inocuas, pero que si nos demoramos en juegos sexuales nos pueden dar algunos disgustos. Las vaginitis (con ardores y picazón alrededor de la vulva) o las cistitis no son infrecuentes. También ellos pueden contraer una infección de orina por la invasión de microorganismos en el tracto urinario.

2.- Hongos:
Los hongos son la cara B de las infecciones bacterianas. Si las primeras son más propias de pantanos o ríos, los hongos vienen de la mano del agua de las piscinas en las que se ha usado demasiado cloro. Por cierto, que si el exceso de cloro es significativo podrías tener también picores en salva sea la parte…

3.- Ojo con el preservativo y las enfermedades de transmisión sexual:
Uno de los mayores problemas que tiene el sexo en el agua es el preservativo: para empezar, es mucho más difícil de poner. Además, el látex es un material que se resiente en el agua y que podría no resultar tan eficaz como debería. Conviene preguntar a la marca cuál sería el modelo más adecuado. En realidad, lo que los expertos recomiendan es realizar la penetración fuera del agua y bañarse después si se quiere.

4.- Sí, te puedes quedar embarazada:
Existe el mito extendido en algunos medios de que en el agua es casi imposible quedarse embarazada. Pues bien: es mentira. Una mujer sana puede quedarse embarazada perfectamente en el agua. Un motivo más, junto con las enfermedades, para pensar en el método anticonceptivo.

5.- No se lubrica bien:
Otra creencia extendida es pensar que el agua facilita las relaciones sexuales, especialmente la penetración, cuando en realidad sucede lo contrario. El agua se lleva por delante toda nuestra lubricación haciéndolo más difícil. En ocasiones puede resultar hasta doloroso. Existen algunas alternativas, como los lubricantes de silicona, que no son solubles en agua y pueden suplir la lubricación natural.

No hay comentarios: