Una felíz derrota...
Era domingo de partido, River Plate visitaba a Boca Juniors por la décima fecha del torneo apertura. Su nuevo compañero de trabajo llegó sobre la hora a visitarla. Después de unos besos apasionados y un franeleo intenso ella retomó la compostura y lo detuvo en seco.
-Hacemos un trato -dijo ella-.
-Si gana Boca me hacés lo que quieras -se ofreció-. Sino te vas a tener que quedar con las ganas...

No hay comentarios: