Buscan debatir en paralelo los proyectos de trata y de trabajo sexual

Fuente: elsolonline.com
Sobre el primer punto se intentará unificar cuatro iniciativas y, en el segundo caso, están trabajando junto con la organización Ammar.

Tráfico de personas y prostitución son dos conceptos que suelen estar relacionados, si bien en el primer caso se debe tener en cuenta que también existe la trata para fines laborales sin connotaciones sexuales, y que en el segundo caso, está la posibilidad de que una persona elija ganarse la vida como meretriz.

A nivel nacional, y como consecuencia del caso Marita Verón, en diciembre se aprobó un proyecto de reforma de la Ley de Trata, norma que había estado frenada un año y fue impulsada por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, luego del fallo de un tribunal de Tucumán que absolvió a los 13 acusados de secuestrar en el 2002 a María de los Ángeles Marita Verón para someterla a una red de trata.

El miércoles 19 de diciembre, la Cámara de Diputados sancionó la modificación de la ley N°26.842, que incrementa las penas para quienes exploten a mujeres o faciliten la prostitución, y establece una serie de mecanismos para asistir a las víctimas del delito.

En Mendoza, y para hacer una clara diferencia entre una situación de sometimiento y el libre ejercicio de la prostitución, en la Legislatura provincial se pretende comenzar a trabajar en dos proyectos de ley que, se busca, se aborden en paralelo: una iniciativa apuntará a combatir el comercio de seres humanos y el otro proyecto busca regularizar la tarea de las trabajadoras sexuales. Así lo confirmó la diputada justicialista Lorena Saponara, quien, junto con su par de bancada, María Evangelina Godoy, presentaron en setiembre del 2012 un proyecto para clausurar y prohibir la habilitación de sitios que puedan ser refugio de redes delictuales involucradas en el tráfico de personas.

A la iniciativa de ambas se sumaron luego tres propuestas legislativas de similar tenor de otras diputadas provinciales, lo que llevó a que las autoras de las cuatro iniciativas consensuaran tratar de unificar los proyectos y trabajarlos en conjunto en la Comisión de Género y Diversidad.

Pero, cuando Saponara y Godoy le dieron ingreso parlamentario a su propuesta y tomó estado público, se encontraron con la sorpresa de que las trabajadoras sexuales que están organizadas en la Asociación de Mujeres Meretrices de la Argentina en Acción por Nuestros Derechos (Ammar) les solicitaron ser escuchadas.

Las mujeres de Ammar Mendoza, con Fátima Olivares a la cabeza, les explicaron que el cierre de todos los lugares en los que se ejerce la prostitución no ayudará a combatir la trata de personas, y que, además, perjudicará a quienes han elegido ganarse la vida como trabajadoras sexuales.

Olivares fue quien le confirmó a El Sol el lunes que en marzo pretenden presentar en Mendoza el proyecto de ley para regularizar el trabajo sexual, lo que fue corroborado por Saponara.

Ocurre que Ammar Argentina es parte de un red latinoamericana que se llama RedTraSex, con la que abordan la lucha contra el tráfico de personas relacionadas con el comercio sexual, y esta experiencia es la que están compartiendo en cada provincia.

A la par, y como conocedoras de la realidad y el ambiente en que se enmarca la prostitución, desde la Ammar están trabajando en un proyecto de ley para regularizar el trabajo sexual, apuntando a que se conformen cooperativas en las que no haya lugar para el proxenetismo ni para la trata, es decir, que nadie fuera de la organización de las trabajadoras sexuales se beneficie con esta actividad ni que ninguna de sus integrantes lo haga por imposición.

Entonces, las legisladoras que venían trabajando en estos temas, comprendieron que se debía analizar de manera simultánea un proyecto para combatir la trata y otro para darles un marco legal a quienes son trabajadoras sexuales, y esta es la misión que se han propuesto para cuando se inicie la labor parlamentaria este año.

El razonamiento del análisis, según lo expresó Saponara, es el siguiente: "Hay que regularizar la situación de las trabajadoras sexuales para blanquear la situación y que cuenten con su monotributo, que accedan a la jubilación, entre otras cosas. A la vez, si queremos esconder el tema de la prostitución, lo único que se logra es que en la clandestinidad se acreciente el poder delictual de quienes se vinculan a la trata y el proxenetismo".

Luego, en noviembre, el Concejo Deliberante de la Ciudad de Mendoza aprobó una ordenanza para cerrar los lugares de alterne y todo tipo de local en el que se promueva la prostitución, apuntando especialmente a desterrar el proxenetismo y el tráfico de personas.

La noticia tuvo una amplia difusión, y nuevamente las dirigentes de la Ammar salieron a defender sus fuentes de trabajo, volviendo a decir que la lucha contra la trata y el proxenetismo se puede encarar de una manera más efectiva. Hasta ahora, los funcionarios de Capital se han comprometido a escuchar a las referentes de la Ammar el jueves, y las meretrices confían en que se podrá modificar esta ordenanza para no afectar a las trabajadoras sexuales.

La ordenanza en cuestión, entrará en vigencia el 18, y desde la Municipalidad de Mendoza se expresan muy cautos en la solicitud de cambiar la ordenanza, pero no niegan que vayan a recibir a las dirigentes de la Ammar.

Por último, a fines de noviembre, las referentes de la asociación acompañadas por las diputadas Saponara y Godoy, fueron recibidas por funcionarios del Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia, con quienes compartieron sus puntos de vista sobre el trabajo sexual y la trata

No hay comentarios: