Volvió la moda de los restaurantes con mozas pechugonas

Fuente: estilodevida.latam.msn.com
Hasta hace unos años, los lugares con camareras escotadas eran un fenómeno extraño. Hoy la tendencia crece y el número de restaurantes se multiplica.

Las camareras de Twin Peaks, una cadena de restaurantes norteamericana, atienden a sus clientes vistiendo unos tops diminutos que acentúan el tamaño de sus pechos y shorts igual de pequeños. El logo de la cadena –dos montañas puntiagudas cubiertas de nieve, en clara alusión a los picos californianos– refleja esta tradición, junto al juego de palabras en su slogan que promete: “Comidas, bebidas y una gran vista”.

Esta cadena es parte de un sector gastronómico que está experimentando un boom en Estados Unidos: los “breastaurants” (una combinación de “breasts” –pechos en inglés– y “restaurants”). Es decir, bares y restaurantes en donde las mozas son mujeres sensuales ligeras de ropa.

El clásico Hooters, muy conocido en todo el mundo, fue en los 80 el precursor de esta moda que cada vez tiene más adeptos: las cadenas más importantes dentro de esta tendencia han tenido un crecimiento del 30% o más desde el año pasado.

Pero estos lugares no sólo ofrecen la posibilidad de espiar un corpiño. De a poco están ampliando su menú, incluyendo platos más elaborados que las típicas hamburguesas y alitas de pollo. También las ambientaciones están cambiando: en vez de ser bares en los que la única atracción es el personal, ahora pueden encontrarse “brestaurants” temáticos, como casas de campo rústicas o pub celtas.

No hay comentarios: