Escándalo sexual la convirtió en la adolescente más buscada en la red

Fuente: tvnotas.com.mx
Angie Varona se tomó fotos para compartirlas con su novio, pero éstas se filtraron en diversos sitios para adultos.

Angie Varona, de 18 años, saltó a la fama en el 2007 tras el escándalo que protagonizó con las fotografías sensuales que publicó en la red, las cuales iban destinadas a su novio, sin embargo, jamás contempló que las imágenes se filtrarían en los sitios para adultos y que convertirían su nombre en uno de los más buscados de Google.

"Cuando tienes 14 años no piensas demasiado en lo que haces. Tampoco imaginas que vas a terminar en internet", declaró Angie en entrevista con ABC News, quien en las fotos se le puede ver en traje de baño, en ropa interior y en poses sugerentes.

A pesar de que ya han pasado varios años del penoso incidente, la joven aún no logra superar lo sucedido, ya que la misma sociedad se ha encargado de recordárselo, incluso la han llegado a tachar de estrella porno y prostituta.

"La gente me dice que me merezco todo lo que me pasa, que me van a violar cuando me vean porque lo quiero y lo pido", declaró Angie con los ojos llenos de lágrimas, a la vez de reconocer que se vio obligada a seguir con sus estudios en casa, ya que solía ser blanco de las burlas y de acoso sexual por parte de sus compañeros de clase, quienes nunca le perdonaron su desliz.

"Es una decisión que arruinó mi vida", reconoció Angie, quien asegura que muchas de las fotos que aún están circulando en la red están traqueadas y que son sólo adaptaciones de su rostro en el cuerpo de otras mujeres.

"Pasé todo un verano tratando de 'bajar' todas las fotos, pero fue imposible rastrear a la persona que me hackeó. Me sentí fatal al saber qué es lo que pasaría después en mi vida", dice Angie, quien ha recibido amenazas de abuso sexual y acoso.


El padre de la joven aseguró que han recurrido a todas las instancias legales para tratar de terminar con esta pesadilla de una vez por todas, sin embargo, las fotografías no son consideradas como pornográficas, por lo que es complicado que se logre su retiro total de la web.

"Es una pesadilla. Siempre que la herida parece sanar, algo nuevo aparece en internet y todo vuelve a comenzar".

Su popularidad en internet es tan grande que sus 'fanáticos' se dedican a bajar las fotos que sube en su página personal de Facebook. Angie ha abierto seis cuentas diferentes con nombres falsos y aún así no está tranquila.

No hay comentarios: