· Depilación íntima masculina
A la hora de mantener relaciones sexuales, el exceso de vellos que puede poblar la zona genital de un hombre puede volver el acto amatorio un tanto desagradable, en cierta parte molesto y por sobre todas las cosas poco higiénico. En las diferentes prácticas que se realizan durante el acto, los vellos que decoran el miembro y sus alrededores pueden sufrir de tirones involuntarios, los cuales terminen produciendo desprendimientos de uno o de varios de ellos. Los genitales, las manos e incluso la boca de quién esté manteniendo relaciones contigo pueden ser el destino final de estos molestos pelitos, deserotizándola o deserotizándolo en cierta medida. Es por este motivo que hemos decidido darte una serie de tips, para que puedas mantener la melena que decora tu miembro de una forma prolija y exenta del exceso de vellos. Para ello nos centraremos en definir dos métodos básicos que deberás poner en práctica, los cuales son la depilación y el recorte.

Vello natural, sin depilación y sin recorte.

El recorte:

Nos referimos como recorte a la disminución en su longitud del vello púbico en un área específica de la zona genital. Es decir, manteniendo el vello pero acortando su largo. Para realizar dicha tarea se puede recurrir a dos herramientas distintas, la tijera o la máquina cortapelo/cortacabello. El recorte con tijeras es sin dudas con el que hay que tomar más recaudo, evitando lastimaduras que puedan poner en peligro la integridad de tu miembro viril. Para realizar esta técnica te recomendamos sigas al pié de la letra los siguientes pasos:
  1. Desnúdate. Con esto evitarás que los vellos que vayas recortando terminen entre tus ropas, volviéndose molesta posteriormente la sensación al caminar o moverte.
  2. Humedece. Pasa una esponja mojada o moja directamente la totalidad del vello púbico que desees recortar secándolo a toalla posteriormente, recuerda que debe quedar apenas húmedo. 
  3. Péinalo. Toma un peine, en lo posible de dientes finos, el cual deberás pasar desde abajo y hacia delante. La totalidad de esos vellos deberán quedar en punta, en forma horizontal y completamente rectos.
  4. Recorta. Finalmente recorta, ve haciéndolo por filas y en lo posible con una tijera para corte de cabello. Las tijeras de corte tienen el suficiente filo para cortar de una y evitar así los molestos "mordiscos".
  5. Barre. Si no tienes planeada una ducha que pueda barrer los vellos sueltos, deberás al menos pasar el peine nuevamente por toda el área que hayas recortado. Así eliminarás los restos que puedan quedar sueltos, ahorrándote futuras sensaciones molestas.
Para el recorte con máquina cortapelo/cortacabello esta tarea que hemos explicado previamente se simplifica, pues éstas vienen con separadores que permiten un corte medido en cada pasada. Aunque deberás seguir los mismos pasos, a la hora de recortar solo será cuestión de pasar la máquina con el separador que te deje la longitud de vello deseada.

Depilación completa de pene y testículos, recorte del vello púbico

La depilación:

Nos referimos como depilación a la eliminación al ras del vello púbico en un área específica de la zona genital. Para realizar dicha práctica existen cinco métodos distintos que puedes utilizar a gusto y placer, dependiendo de cual te resulte más sencillo y cómodo. Estos métodos son: la máquina de afeitar, la afeitadora eléctrica, la cera depilatoria, la crema depilatoria y depiladora láser. A continuación te explicaremos las ventajas y desventajas de cada uno, además de recomendarte el método que para nosotros es el ideal.

Máquina de afeitar: esta es la elegida por nosotros debido a no necesitar de mucho tiempo para lograr el objetivo y no es una mala opción si sabés usarla correctamente. El truco está en buscar una que tenga varias hojas para que te puedas dar menos pasadas y así provocar la menor irritación posible. Antes de empezar a cortar te recomendamos realizar esta práctica bajo una ducha caliente o utilizar en la zona a afeitar espuma o gel. Es una forma práctica y rápida, siempre y cuando puedas evitar la irritación. La técnica es sencilla, desparramas gel o jabón sobre la superficie de piel de la cual quieras retirar el vello y pasas la máquina de afeitar en el sentido contrario a su crecimiento, de esta manera estarás eliminando el vello al ras y dejando la superficie más lisa y suave al tacto. Ahora, Tus Confesiones 2 te acerca una serie de tips&trucos para depilarte las partes íntimas sin dolor y cómodamente en casa:
  • Recorta y/o rebaja un poco la longitud del vello. Siempre es más fácil afeitarse el vello cuando está más corto.
  • Métete en la ducha. El agua caliente suaviza la piel y abre los folículos, por lo que facilita el afeitado.
  • Utiliza las máquinas diseñadas para el público femenino. Por sus características de fabricación, tienen una mejor banda lubricante y se deslizan más suavemente, evitando irritación y/o enrojecimiento.
  • Empieza a afeitarte suavemente. No presiones hacia abajo con la maquinita de afeitar, deja que las hojas hagan su trabajo. Eso sí, asegúrate de que la máquina es nueva y que está bien afilada.
  • Afeita a contrapelo. Una vez que te hayas deshecho de la mayor parte del vello, afeita en el sentido contrario al nacimiento del pelo.
  • Mucho cuidado al afeitarte los testículos. Por las características de la piel en esta zona, es mucho más fácil cortarse, así que asegúrate de estirarla con firmeza mientras pasas las cuchillas por encima.
  • Lubrica posteriormente. Por último, aplica alguna loción o crema hidratante en la zona inmediatamente después del afeitado para aliviar cualquier irritación y para calmar la piel.
Depilación completa de pene, testículos y zona pélvica
Afeitadora eléctrica: este es uno de los métodos más simples, sencillos y al ras, pues el protector de piel impide que la navaja corte o genere irritación. Este proceso funciona mejor en seco, por eso en este caso el vello debe ser retirado antes de la ducha. Tienes que elegir una afeitadora que sea bidireccional, de esta forma no tendrás vellos largos, pero tampoco esos cortos que escapan a un rastrillo normal. Sujeta tu pene por la punta y de esta forma estira la piel así será más fácil ir recortando el vello, desliza la afeitadora por arriba y por abajo de la zona, pero no lo hagas con mucha presión. Ya en los testículos tienes que hacer lo mismo, estirar la piel y mover la afeitadora en la dirección en la que te sientas más seguro.

La crema para depilar: esta es muy cómoda y permite acceder a sitios donde la afeitadora y la máquina no llegan. Aquí lo más importante es elegir una crema que sea específica para la zona genital, pues una cualquiera puede irritar la piel. Antes de aplicarla, debes ser muy cuidadoso y probarla antes en otra parte del cuerpo para descartar que te provoque enrojecimiento y/o picazón. La contra de este método de depilación es el tiempo de preparación que lleva, para el cual no tienes otra opción que dedicarlo pura y exclusivamente a esta tarea.

Depilación total de pene y testículos, depilación parcial y recorte del vello púbico
La cera: lo más importante es usar la cera de manera correcta y en las zonas donde se debe. Este es un método más duradero, pero casi nadie lo usa. Lo ideal es que encuentres una cera que no necesita fundirse para aplicarse, no la uses en el escroto, de preferencia solo en la base del pene y en la zona de los testículos usar la máquina. Si decides usar la cera, ponla en el mismo sentido que el pelo y arráncala para atrás en el sentido contrario ¡NO la arranques para arriba!

Depilación laser: La depilación láser la realiza un profesional y es un procedimiento que utiliza un fuerte rayo de luz que penetra la piel para destruir el folículo piloso. El rayo láser emite calor que destruye el folículo piloso y el vello termina por desprenderse. Los resultados pueden variar de una persona a otra y algunos hombres pueden experimentar enrojecimiento e hinchazón temporal después del tratamiento. El procedimiento en sí puede durar hasta una hora, dependiendo de la cantidad de vello que se elimine. Esté método elimina el vello de forma permanente, sin embargo, es el más costoso y probablemente necesites 5 sesiones o más. Si eliges este método de depilación, primero consulta con un profesional cualificado en dermatología o cirugía estética y que tenga experiencia en la realización de depilación con láser.

No hay comentarios: