La falta de deseo sexual en las mujeres, la obsesión de las farmacéuticas

Fuente: infobae.com
Los distintos laboratorios trabajan en pos de crear un "Viagra" femenino para poder solucionar los inconvenientes bajo las sábanas. Los especialistas explican cómo funciona en ellas la respuesta sexual.

Si bien ya se encuentran en el mercado ciertas drogas que apuntan a mejorar la respuesta sexual de las mujeres, los expertos aseguran que aún no se pudo lograr que un medicamento eleve, de manera exponencial, el deseo en la mujer, uno de los principales problemas sexuales de la actualidad.

Estos productos sólo provocan un "rubor genital", revascularizando la zona a partir de evitar el retorno venoso, o vasodilatando con ayuda del mentol. No obstante, los médicos explican que estos "Viagras" femeninos no tienen en cuenta un detalle: el problema del deseo en la mujer no se circunscribe sólo a la cantidad de sangre que circula por los genitales.

Según señalan, la respuesta sexual de la mujer no es lineal, como la del hombre, sino que responde a un modelo circular, en cuyo centro está el deseo. Santiago Palacios, director del Instituto Palacios de Salud y Medicina de la Mujer, sostiene que del deseo "depende la propia excitación y el orgasmo, aunque lo que desencadene el deseo sea una estimulación física directa, un gesto, un aroma. Es una respuesta más difícil y compleja".

El deseo sexual decrece con la edad, debido a la caída en el nivel de testosterona. A los 40 años se segrega la mitad de esta hormona que a los 20, y a los 60, una sexta parte.

El verdadero "Viagra" femenino, cerca de llegar al mercado
Para los especialistas, la mayoría de los casos de falta de deseo en las mujeres no sólo está vinculada a la cuestión hormonal, sino que también influyen los sentimientos, las emociones y los conflictos. Es por eso que, teniendo en cuenta esta premisa, los laboratorios buscan dar con una droga que aumente las relaciones y la satisfacción por ellas.

En esa dirección, en noviembre se presentaron durante el congreso de la Sociedad Europea de Medicina los últimos resultados de las pruebas con flibanserina, un compuesto pensado en principio para combatir la depresión pero que sólo demostró ser efectivo para aumentar la libido.

Este medicamento, aún fuera del mercado, reduce la serotonina y aumenta la dopamina, lo que predispone a una mayor receptividad y provoca un estado más sensible a lo que ocurre alrededor, colaborando con los neurotransmisores involucrados en el deseo. Se recomendaría la ingesta de una dosis antes de acostarse, pero aún resta completar los estudios.

"Estamos dando un paso gigante (…). Esta píldora rosa no es la solución, pero es muy esperanzadora e invita a seguir profundizando", sostiene Palacios, según publicó el diario Clarín.

No hay comentarios: