Las maestras correntinas se defienden

Fuente: corrientesonline.com
Las maestras que mantenían relaciones sexuales con el chofer del colegio en el que trabajan, en la localidad de Saladas, en Corrientes, salieron a defender su derecho a la intimidad y a dar su versión de lo ocurrido, ante los rumores de una orgía y un escándalo del que pretendieron separar al colegio.

Al menos tres de las seis mujeres escrachadas en las fotografías difundidas a través del correo electrónico, y que llegaron a los medios de comunicación, salieron a dar la cara y ofrecer su versión de los hechos, aunque más que nada negaron algunos aspectos de la información, defendieron el derecho a su intimidad y castigaron la hipocresía del pueblo en el que viven: “acá en Saladas el que se anime, que tire la primera piedra ”, dijo una de ellas.

Mientras una de las maestras negó saber algo de las fotografías, otra -soltera- reconoció, resignada, que dio su consentimiento para ser fotografiada, aunque aclaro que “no sabía que era para bajar en su correo”. Y aclaró: “siempre me dijo que era para bajar en su celular que tenía un código que nadie miraba, solamente él”.

Las mujeres accedieron a hablar ante lo que describieron como “muchos medios irresponsables que están difundiendo noticias erróneas”. Dijeron que “esto se tiene que terminar porque son muchas versiones que no son la verdad”.

Entre aquellas versiones que las maestras dicen erróneas, se encuentra el rumor de que habían accedido a una orgía. Además, negaron haber mantenido relaciones sexuales en el colegio o el auto en el que eran trasladadas al colegio de Pago de los Deseos, un paraje rural ubicado a 15 kilómetros del centro de Saladas, según trascendió.

“Se lastimó a mucha gente, a muchas familias. Esto no quedará así. Tenemos que salvaguardar la familia, es una cuestión privada”, dijo otra maestra, casada y con hijos, que reconoció haber mantenido relaciones sexuales con el chofer y desligó a la escuela, porque “no tiene nada que ver”, según dijo.

Además, disparó contra sus vecinos: “ojo con la hipocresía, acá en Saladas han ocurrido siempre muchas cosas. No hay miedo, no sé quién lo dijo, que no se den los nombres. Este pueblo es un polvorín eterno de chismes. Porque acá hay gente que se dedica a fabricar y a recoger los chismes y no se fija en la familia de nadie. De última, si quieren perjudicar a personas mayores (de edad), estoy totalmente de acuerdo, pero acá se está poniendo en juego la salud de menores, de muchos menores y eso no es poca cosa”.

Luego de especular con la posibilidad de que algunas de las fotos estén trucadas, aseguró que “cada uno sabrá lo que hace en el plano personal e íntimo. En Saladas todos nos conocemos, me estoy refiriendo al escenario social. Acá en Saladas el que se anime que tire la primera piedra. Terminemos con todo esto”.

La docente confirmó que continuará con su trabajo y explicó: “somos todos seres humanos, nadie está libre de cometer algún error o de pisar alguna piedra en su vida. Lo que no mata fortalece”.

Según esta maestra, “lamentablemente acá se cometió un delito, que es el robo de propiedad privada e invasión de la privacidad al ser esas fotos expuestas. Porque nosotros no sabemos fehacientemente de donde salieron, la justicia se va a encargar de investigar”.

Además, las mujeres advirtieron que no sabían que el chofer también mantenía relaciones sexuales con sus compañeras o amigas.

No hay comentarios: