Tres parejas gay presentaron amparos en la Justicia para poder casarse

Fuente: lacapital.com.ar
Rosario dio el primer paso y tres parejas presentaron ayer recursos de amparo en los Tribunales provinciales para solicitar que se les permita casarse. El reclamo se lleva adelante a nivel nacional: dos parejas ya hicieron lo mismo ante la Justicia de Córdoba y otras tres en la provincia de San Luis, y continuará en otras ciudades del país. Martín Clapié y Nicolás Montanaro integran una de las parejas que estuvieron en Tribunales y afirmaron que con esto buscan "dejar de ser ciudadanos de segunda".

Aunque en principio estaba previsto que los amparos se presentaran simultáneamente en todo el país, el secretario de la Asociación Civil Vox, Esteban Paulón, explicó que "por cuestiones administrativas, eso resultó difícil", y señaló que "se irán realizando las presentaciones judiciales a medida que las parejas tengan la documentación".

Así, lo que comenzó en Córdoba y San Luis el lunes pasado continuó ayer en Rosario y en los próximos días se sumarán Chubut, Puerto Madryn, La Plata, Mar del Plata y Morón.

En Santa Fe unas 12 parejas llevarán adelante el trámite judicial y las rosarinas fueron tres. "Este es el primer paso", dijo Paulón y detalló que se trata de dos parejas de varones y una de mujeres.

Martín y Nicolás. Una de las que estuvieron en Tribunales fue la integrada por Martín y Nicolás. Hace siete años que se conocen y seis que viven juntos. Dicen que "hace tiempo" piensan en sumarse a esta movida y afirman que el principal objetivo es "dejar de ser ciudadanos de segunda para pasar a ser ciudadanos plenos".

Nicolás tiene 27 años y es docente en la Facultad de Bioquímica y Farmacia de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), además de profesor en una escuela media; mientras que Martín, de 32, trabaja en el Area de la Diversidad Sexual de la Municipalidad y coordina el Area Joven de Vox.

Los casos públicos, tanto en Rosario como en Buenos Aires, los terminaron de convencer de dar este paso. El primero fue el de Martín Peretti Scioli y Oscar Marvich, quienes a principio de año se presentaron en el Registro Civil del Distrito Centro con vistas a solicitar un turno para casarse, pero ante la negativa llevaron su pedido a los Tribunales. El segundo caso es el de Alex Freyre y José María Di Bello, quienes en noviembre fueron autorizados a casarse por una jueza porteña, aunque la medida quedó suspendida por decisión de otra magistrada.

"Con esas experiencias, nos sentimos identificados y a partir de ahí comenzamos a tomar una posición concreta", explicó Martín, militante en organizaciones de derechos humanos.

Para ellos, la "visibilidad no es un problema". Por eso, Martín agregó: "Es necesario ser consecuente con lo que sentimos y deseamos".

Trabas. Los obstáculos que sortean a diario son los mismos que atraviesan todas las parejas en esta situación. "Más de una vez pensamos en acceder a un crédito para poder comprar una casa propia, pero nadie nos acepta los recibos de sueldo juntos como sí pasa en los matrimonios, y entonces nunca llegamos a los montos necesarios", contó Martín.

Además, recordó que todo el tiempo que estuvo sin trabajo debió abonar una cobertura médica prepaga porque "era imposible" que lo aceptaran en la obra social de su pareja. "Son cosas naturalizadas; no deberían ser así", dijo seguro de que "se puede cambiar, porque el momento histórico es diferente al de otros tiempos y se siente el apoyo de la gente".

No hay comentarios: