Sexo grupal en la Legislatura

En medio de la vorágine de la campaña electoral, de actos de cierre, de promesas, de fotos, afiches, discursos y toneladas de papel impreso con consignas partidarias, en la Legislatura de la Ciudad se continúa trabajando por temas que realmente interesan al pueblo porteño. Fue presentado un proyecto que permitiría a los albergues transitorios alojar hasta un máximo de seis personas por habitación.

Mientras los medios y los discursos políticos rebalsan de consignas electorales, de alertas sobre la importancia de las elecciones legislativas del próximo 28 de junio, del posible caos o cambio inminente, de nombres repetidos hasta el cansancio, de chicanas, especulaciones y números... en el Parlamento porteño, un grupo de legisladores de diversos orígenes políticos, lograron ponerse de acuerdo para presentar un proyecto que podría responder satisfactoriamente al interés de más de un porteño: la habilitación de albergues transitorios para la práctica del sexo grupal.

"Entendemos que el factor de ocupación de las habitaciones de los Locales de Albergue Transitorio debe equipararse a la establecida para los hoteles y que en la normativa vigente es de una persona cada quince metros cúbicos y hasta un máximo de seis personas", expresan los fundamentos del proyecto de modificación del Código de Habilitaciones impulsado por Raúl Fernández (Encuentro Progresista), y acompañado con la firma de Diana Maffia (Coalición Cívica), Diego Kravetz (Frente para la Victoria) y Alejandro Rabinovich (Autonomía con Igualdad). Y agrega: "Consideramos que si el Estado limita la cantidad de personas que pueden ingresar a las habitaciones de los locales de albergue transitorio, se están violando las garantías contempladas en la Constitución Nacional y de la Ciudad de Buenos Aires".

La propuesta plantea también eliminar a los locales de albergue transitorio de la categoría "actividades toleradas" e incluirlos en la normativa como "servicios de hotelería", ya que "dicha noción parte de la idea de que existen en la Ciudad ciertos usos o actividades comerciales no honorables ni reconocidamente útiles, cuyo ejercicio en caso de ser autorizadas por el Estado, no genera derechos adquiridos".

El proyecto, tras resaltar el debate legislativo que aprobó años atrás la modificación del Código de Habilitaciones que permitió el ingreso a los "telos" a parejas sin distinción de sexos; destacó que es el momento para continuar avanzando "eliminar algunas barreras discriminatorias".

"Entendemos que en este momento nos encontramos, como sociedad, con la madurez suficiente como para abordar la modificación que mediante el presente proyecto se propicia y por el que solicitamos la pronta sanción", finaliza el texto de la iniciativa, posiblemente inspirada por NU.

No hay comentarios: