"Mi hija está bien y aprendió la lección"

Fuente: primerahora.com
Ponce. Es una pesadilla que prefiere olvidar.

Así se siente Santos Plaza Luciano, padre de la adolescente que desapareció de su hogar junto al australiano Tito Andrea Odierna Manfredi, sobre la vivencia que les tocó pasar con su hija de 14 años.

A pesar de lo duro que fue, Plaza Luciano apoya la decisión de la Fiscalía Federal de solicitar la desestimación de los cargos contra Ordiena Manfredi. Dijo que fue la madre de la joven, Myrgia E. Torres Torres, la que lo pidió a las autoridades. Fue una decisión que respeta y apoya.

“Lo importante es que mi hija está bien y que aprendió la lección de sus actos”, dijo el padre de la adolescente.

Plaza Luciano dijo que su hija de 14 años está bajo tratamiento psicológico. A pesar de ello, la jovencita se ha desarrollado bien, está tranquila y tiene buenas notas en su colegio.

Mencionó, además, que está seguro de que tanto su hija como el australiano, de 24 años, aprendieron la lección y que lo pensarán dos veces antes de intentar escapar nuevamente. Reconoció, sin embargo, que siente temor de que pueda volver a ocurrir.

“Después de aquella pesadilla, el Internet se acabó en esta casa. Sólo está disponible bajo supervisión de un adulto”, indicó Plaza Luciano, quien le regaló la computadora a su hija.

Plaza Luciano agregó que la Internet, aunque es un instrumento tecnológico muy valioso, es un arma de doble filo. Éste fue un punto que recalcó en varias ocasiones a su hija.

Fue a través de la computadora que su hija mantuvo comunicación con Odierna Manfredi.

“A veces los hijos no siguen los consejos de los padres y pasan estas cosas”, añadió.

Con relación al caso, éste sostuvo que su familia sufrió mucho la desaparición de la menor, así como el proceso posterior a su hallazgo.

Pero, también entiende que Odierna Manfredi no tiene antecedentes penales, que sus computadoras se revisaron, que no hay muestras de ser un depredador sexual y que es una buena persona.

Agregó que la madre de la menor pudo haberse identificado con el joven australiano, ya que tanto ella como la madre de Odierna Manfredi son pacientes de cáncer, y además éste guarda parecido con uno de sus hijos.

Plaza Luciano aseguró que sólo desea olvidar lo sucedido y buscar que su hija continúe su vida normal con el apoyo de toda la familia. “Sólo nos resta darle las gracias a todos los que ayudaron y a Primera Hora por el apoyo que nos dieron”, dijo.
Será deportado

El Servicio de Inmigración y Aduana mantiene la jurisdicción de Odierna Manfredi, a quien mantienen en una celda de sus oficinas en San Patricio, luego que fuera excarcelado el miércoles en la noche del Centro de Detención Federal en Guaynabo.

No hay comentarios: