La tendencia crece: Unas 3 mil universitarias ejercen de prostitutas VIP

Fuente: eldia.com.ar
Operan en la Capital y facturan hasta 12 mil pesos al mes.

En la Ciudad de Buenos Aires, actualmente "trabajan" como prostitutas más de 15 mil mujeres, muchas esclavizadas por mafias de proxenetas. Este flagelo se presenta en las antípodas de un fenómeno que no para de crecer, y que tiene a una enorme cantidad de jóvenes "de buena posición" dedicadas a la prostitución VIP. Los cálculos más conservadores sostienen que actualmente serían unas 3 mil las chicas que se vuelcan "voluntariamente" a esta profesión y llevan adelante una doble vida, ya que estudian en universidades, hablan varios idiomas, tienen clientes poderosos y recaudan mensualmente un promedio de 12 mil pesos.

En los exclusivos círculos donde se maneja esta nueva clase de "prostitutas", que prefieren denominarse "acompañantes" o "escorts", el sistema comienza con una aceitada red de "agencias" que básicamente se sostienen con páginas en internet, donde las esculturales mujeres se ofrecen de forma desinhibida, incluso con fotos y brindando las características de sus servicios.

"Pamela. 19 años. Estudiante de abogacía. Zona Belgrano. Atención VIP", indica un aviso en un sitio web, con fotos que exhiben a la muchacha vestida apenas con una bombacha. En diálogo con este diario, la chica contó -sin mayores culpas- que "este es el mejor trabajo que puedo tener, porque atiendo a uno o dos clientes por día, les cobro entre 300 y 400 pesos o dólares, y me llevo más de 10 mil pesos mensuales, aunque he llegado a facturar 20 mil. Eso me da tiempo para concentrarme en mi carrera, ayudar económicamente a mi familia, viajar por el mundo y tener un departamento. No me puedo quejar".

Dinero y sistema
Desde las organizaciones sociales que combaten la trata de mujeres y la esclavitud sexual, se afirma que también estas chicas son "víctimas del sistema", porque se trata de personas que tienen una mejor posición, con familias constituidas y buen nivel de instrucción, sin embargo deciden vender su cuerpo porque les resulta más redituable que otros trabajos, como la promoción de productos o empleos de secretarias. Así lo manifestó Jorgelina Sosa, de la Asociación Mujeres Meretrices de la República Argentina, quien agregó que "hay igualmente una clara diferencia entre esta clase de prostitución, y la otra, esa que se desarrolla en medio de mafiosos y proxenetas".

"Las chicas y mujeres que se prostituyen en la calle vienen de hogares humildes, de familias trabajadoras, muchas de ellas excluidas completamente de la sociedad. No tienen educación primaria y no desarrollan profesiones. Entonces, entre ser explotadas limpiando casas y ganar algo más como prostitutas, se vuelcan por la segunda opción. Es duro, pero funciona de ese modo", dijo Sosa.

Actualmente, según contó el propietario de un sitio de internet dedicado a ofrecer los servicios de acompañantes, la mayoría de las prostitutas VIP son estudiantes universitarias. "Vienen de buenas familias, tienen un alto nivel de consumo y cuidan sus cuerpos al máximo. Además, muchas hablan dos o tres idiomas, porque saben que pueden hacer mejores negocios con extranjeros. En la ciudad hay unas 3 mil, que estudian diferentes carreras, pero el fenómeno crece en ciudades grandes del interior, como Mendoza, Córdoba o Rosario", dijo el experto.

"No vendo mi cuerpo"
"Yo, realmente, no siento que vendo mi cuerpo. Siempre digo que mi trabajo es brindar un poco de placer y acompañar a la gente, y por ese servicio recibo buen dinero. Conozco a caballeros muy inteligentes, amables y de algunos, incluso, soy amiga íntima", contó Marisa, quien "trabaja" en un departamento del barrio de Caballito y es estudiante avanzada de biología. "En enero, estuve en Punta del Este, invitada por un cliente. Me pagó la estadía, y vivía sola en un hotel, porque él estaba con su familia de vacaciones y me visitaba de vez en cuando", contó.

El perfil de los clientes queda resumido en la actividad ejercida por "Tito", muy conocido en los foros de internet por sus relatos sobre encuentros con prostitutas VIP. "Tito" tiene 30 años, trabaja en una embajada europea, gana 10 mil euros mensuales y dijo que "buena parte lo gasto con mujeres". Además, comentó que "si pudiera las tendría todo el tiempo viviendo conmigo, pero es caro".

Marisa aseguró, en tanto, que atiende "a 25 clientes prácticamente fijos, aunque siempre aparecen otros, y hay de todo: extranjeros que trabajan en la ciudad, turistas, empresarios y gente famosa", entre los que cuenta a futbolistas, actores y políticos. "Soy muy reservada, nunca doy nombres, pero conozco a gente importante", afirmó.

Por último, el dueño del sitio de internet explicó que "estas mujeres son prácticamente empresarias, están muy alejadas de la chica pobre que no tiene oportunidades y se prostituye", agregando que "la mayoría dice que hace esto por un tiempo, pero como ganan mucho dinero no pueden despegar".

No hay comentarios: