Jóvenes gays denunciaron haber sido discriminados en un McDonald’s de Rosario

Fuente: agmagazine.info
Foto: Pablo y Samuel, dos de los cuatro amigos que fueron discriminados en el local de MacDonald's del centro de Rosario: "Los empleados no nos pidieron disculpas".

Las cajitas felices de McDonald’s no siempre traen sorpresas agradables consigo. El sábado a la noche, cuatro chicos fueron a comer hamburguesas a uno de los locales que la cadena tiene en Rosario (el de las peatonales San Martín y Córdoba) y la discriminación los tomó por sorpresa. Y es que, a veces y por mucho que se trabaje al respecto, la discriminación sigue estando donde menos se la espera.

Desafortunadamente para algunas y algunos empleados de la cadena del payaso Ronald, los afectados por el lamentable acontecimiento —Samuel, Pablo, Rubén y Nicolás (nombre ficticio el de este último debido a que es menor de edad)— son militantes de la Asociación Civil Vox, organización que trabaja por los derechos civiles y sociales de la diversidad sexual y, por supuesto, son gays.

Esa noche, Pablo estaba esperando su pedido y, por curiosidad, se puso a ver cuál de las empleadas que atendían era la denomidada “empleada del mes” que estaba en la foto. “Le pregunté a la que me atendía si era ella y como me dijo que no me quedé mirando a otra empleada que paso por al lado. Sólo por eso me miró fijo y me dijo ‘¿qué mirás, negro de mierda?’“.

Pablo se quedó estupefacto. Inmóvil. Luego de unos segundos pudo reaccionar, pero sin defenderse sólo atinó a recibir su pedido y a subir a la planta alta del local junto con uno de sus amigos. En ese momento, los cuatro decidieron que no querían quedarse en el lugar. Así que le pidieron a los empleados que les envolviera el pedido para llevar.

Mientras tanto, lo que debieron escuchar de la misma empleada fue igual de discriminatorio: “‘Con 15 años ya tienen todo definido… ¡putos!’ le dijo al empleado que nos preparaba lo que compramos” aseguró Samuel. “Después, el chico nos entregó el pedido de malas maneras tirándolo sobre el mostrador”.

A estas alturas, la situación ya era intolerable. Los chicos solicitaron hablar con la encargada del local —que no se identificó— y tras el planteo les dijo que “eso no era discriminación” y que “discriminar hubiera sido que los saquemos del local”. Apurada para que esto se diluyera, pidió disculpas sólo de su parte argumentando que ella no puede exponer a los empleados a pedirle disculpas a los clientes.
Gerentes en apuros

Al día siguiente, uno de los jóvenes afectados, Rubén, decidió enviar un correo electrónico denunciando el lamentable hecho a los responsables de la cadena en Argentina. Una empleada del Área de Atención al Cliente —que se identificó como María Eugenia Bustamante— le respondió solicitandole un número de teléfono porque, según ella, “el staff gerencial del local, a través de su gerente de operaciones (en ningún momento se brindaron los nombres) se ponga en contacto, tome conocimiento del caso (del cual ya deberían estar enterados) y, eventualmente, les pida disculpas”.

El martes, este periodista se hizo presente en el McDonald’s de pleno centro de Rosario para consultar al denominado “staff gerencial”. En la ocasión, una empleada que luego brindó su nombre —Noelia Vazquez— afirmó: “ya tomamos medidas”. Sin embargo, otra empleada —que sólo se identificó como Carla— admitió que no está previsto pedirle disculpas a los afectados porque no tienen la orden de sus superiores y que “de eso se encarga el gerente de negocios”.
Vayas donde vayas, en Rosario tenés derechos

Noelia Casati, coordinadora del Área de la Diversidad sexual de la Municipalidad de Rosario, confirmó a AG Magazine Info que los chicos acaban de plantearle esta denuncia al organismo y que, en virtud de la ordenanza Nº 6321 y sus modificatorias, se va a tomar una rápida intervención, consistente en la comunicación de dicha reglamentación y la sanción con multa.

Esta ordenanza fue elaborada por el Concejo Municipal y promulgada en agosto de 2007. En ella se establece que:
En la Ciudad de Rosario se reconoce y garantiza el derecho a ser diferente, no admitiéndose discriminaciones que tiendan a la segregación, exclusión, restricción o menoscabo por razones o con pretexto de raza, etnia, género, orientación sexual, identidad de género, edad, religión, ideología, opinión, nacionalidad, caracteres físicos, condición psicofísica, social, económica o cualquier circunstancia que implique distinción.

Esta reglamentación vigente en Rosario también establece que los lugares abiertos al público en los cuales se cometan actos discriminatorios en forma explícita o a través de un ejercicio arbitrario del derecho de admisión serán sancionados de acuerdo a lo dispuesto en el Código Municipal de Faltas”.

“Este es un hecho mas que demuestra que hay que continuar sensibilizando a la sociedad rosarina para que no haya mas discriminación en función no sólo de la orientación sexual sino de otros aspectos como el origen, el género, la condición social” manifestó Noelia Casati que expuso, además, que el Área de la Diversidad Sexual “está acompañando a los chicos en este proceso en el que ellos mismos están elaborando cuál es el pedido que van a realizar a la empresa como resarcimiento y disculpa”.

“Entendemos que la situación ya pasó y lo que buscamos es repararla, intentando a partir de esa vivencia negativa hacer algo para que los chicos no queden impunemente afectados” señaló la coordinadora del Área.
Escrache

Desde la Asociación Civil Vox ya adelantaron que este jueves realizarán un escrache en la puerta del local “para denunciar ante la sociedad rosarina el maltrato del que fueron víctimas estos cuatro jóvenes por parte de empleados de una cadena en un hecho vergonzoso de segregación”.

Desde la organización aseguran que también elevarán la denuncia al Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi) para que se evaluen las sanciones correspondientes.

No hay comentarios: