Inauguran el primer centro para jubilados homosexuales del país

Fuente: clarin.com
Una iniciativa de la ONG Puerta Abierta en el barrio de Almagro

(En la imagen: las fundadoras del centro)
Algunos escondieron su sexualidad durante años y así fueron resignando su libertad de elegir. Otros se atrevieron a desafiar los tabúes, intentaron expresarse, y no encontraron un espacio que los contenga. Son hombres y mujeres, gays, lesbianas o transexuales, que cruzaron la barrera de la tercera edad y descubrieron en la sociedad un vacío. Estas historias anónimas y silenciosas se repitieron a lo largo de una década y fueron la inspiración de las psicólogas Graciela Palestra y Silvina Tealdi para fundar Puerta Abierta a la Diversidad, el primer centro para jubilados gays del país que será inaugurado esta noche.

"Las historias tienen un patrón común que es la soledad. Las carencias de la gente mayor son específicas. No tienen pareja o acaban de enviudar y participan de centros de jubilados en los que no pueden expresarse o se sienten discriminados. Además vivieron épocas muy represivas hacia la homosexualidad, cuando la sociedad los consideraba enfermos. Ellos cargan con eso y les cuesta hablar", explica a Clarín la licenciada Gabriela Palestra.

La ONG desarrolla desde hace 10 años terapias individuales y grupos de reflexión. Ya participaron más de 1.000 hombres y mujeres de diversas edades. Además, la fundación capacita profesionales en problemáticas de homosexualidad e identidad de género y también, en la asistencia a familiares y amigos de gays y lesbianas.

Lejos de la solemnidad Puerta Abierta fue concebido como un lugar de encuentro alegre. "La casa es nueva, recién la estrenamos. Es un espacio lindo y luminoso, porque creemos que los gays nos merecemos algo así, y no los sótanos oscuros a los que estamos acostumbrados, donde pareciera que nos deben esconder", agrega Palestra. La propiedad, ubicada en Almagro, tiene una sala de reuniones, dos consultorios y una terraza con parrilla. Esta noche, en la primera reunión del centro de jubilados, se definirá la agenda de actividades, pero se descarta que habrá talleres culturales, clases de yoga y viajes. "El centro está abierto a todos, sin distinción de la elección sexual. Hay que cumplir una única norma: no discriminar".

No hay comentarios: