Descubre como estimular a tu pareja mediante el "Shiatsu"

Fuente: terra.com.ve
El Shiatsu es una práctica terapéutica de origen japonés que puede ayudarte a mejorar tus relaciones sexuales. La diferencie entre un buen sexo y un sexo perfecto puede residir en saber cómo, dónde y cuándo presionar algunos puntos del cuerpo.

Saber cómo mejorar la sensibilidad y cómo extender el placer es el objetivo último de esta técnica de masaje milenaria. Para obtener más placer:
Cuando presionamos la parte central de las plantas de los pies hacemos que el “Ki” fluya mejor, obteniendo como resultados bienestar y mayor sensibilidad, además de una agradable sensación de placer.

Como ahora lo que nos interesa es intensificar el placer sexual y mejorar la relación, nuestros esfuerzos deberán centrarse en estimular el sistema hormonal y la adrenalina, aumentando así la potencia sexual.

Cómo estimular a los hombres con el masaje:
En los hombres, es muy importante estimular las vértebras sacras (las vértebras más bajas, las que están justo encima del trasero, ya que son justamente las que regulan el funcionamiento de los órganos genitales.

Presiona esta zona durante tres segundos y repite la acción unas 10 veces. Para relajar y dar placer a tu pareja acaríciale sobre el hígado la porción (o cavidad) sigmoidea del colon (justo arriba a la pelvis) y el ligamento púbico-prostático (zona de la pelvis).

Puedes probar también a estimular la zona que se encuentra entre los genitales y el ano ejerciendo un poco presión para estimular a tu chico durante el coito.

Cómo estimular a las mujeres con el masaje Para las mujeres el masaje es algo diferente. Para estimular las reacciones sexuales, hay que comenzar ejerciendo una presión en la glándula tiroides que se sitúa en la zona frontal del cuello, justo encima de la clavícula.

Después hay que estimular las glándulas suprarrenales (justo en los huequitos que se forman al finalizar la espalda) con el puño (puede que esto al principio moleste un poco, pero enseguida el dolor pasa a ser placer).

Otro lugar que es importante recorrer (y que, como el anterior, puede molestar un poco) son los puntos sexuales situados a ambos lados de la tercera, cuarta y quinta vértebras lumbares, ubicadas en los lados laterales de las caderas.

Se debe ejercer una presión completa de todos estos puntos, de arriba hacia abajo y apretando con todo el peso. Por último, se debe terminar el masaje ejerciendo presión en las glándulas endocrinas, situadas entre los senos y la región inguinal que se ubica entre las piernas.

No hay comentarios: